Beneficios de la piña para la salud

 Beneficios de la piña para la salud

La piña o también conocida como araná, posee alrededor de 1.400 especies en todo el mundo. La planta de la piña nace sobre tierra firme. En su estructura, la planta posee una roseta de hojas puntiagudas de hasta 90 cms de longitud, y de cuyo centro surge un retoño donde se producen las flores, que dan lugar a la fruta conocida como piña.

Esta fruta procede de la zona tropical de Brasil, Argentina y Paraguay. Actualmente se cultiva en la mayoría de los países tropicales del mundo. En nuestro país, el Ecuador, el cultivo se realiza en alturas no mayores a los 800 m.

La piña, además de su estupendo sabor e inconfundible aroma, posee muchas propiedades que conviene conocer ya que se trata de una de las frutas más saludables que existe.

En la digestión

Una de las propiedades que posee esta fruta es que contiene bromelina o bromelaína, que es una enzima proteolítica la cual ayuda a digerir las proteínas de los alimentos, por lo que será mucho más útil en el proceso de la digestión.

Una porción de piña después de comer nos permite digerir mejor los alimentos, ayuda al estómago a realizar su función y a sentirnos menos llenos más rápidamente.

También pueden aprovecharse de estas propiedades digestivas que posee la piña las personas con acidez, dolor de estómago y gases intestinales. Las personas que padecen de pancreatitis no pueden producir la enzimas necesarias para la digestión, por lo que la bromelina de la piña será muy útil en estos casos ya que ayuda a disgregar las proteínas de los alimentos.

Se recomienda comerla fresca y no en conserva, ya que el tratamiento térmico destruye la enzima bromelina y pierde sus propiedades digestivas.

En procesos de úlceras

Para muchos no es prudente comer piña si presenta alguna clase de úlcera, ya que su acidez podría empeorarlas. No obstante, algunos expertos recomiendan el uso de la piña con úlceras estomacales y de duodeno debido a su contenido de glutamina y la bromelina, las cuales contienen propiedades anti-ulcéricas y antidepresivas.

Además de estos componentes, la piña es contiene betacaroteno, vitamina C, glutamina, glicina, pectina y zinc. Por esta razón, si se tolera bien, se puede tomar la piña en caso de úlcera digestiva.

Se recomienda una tajada de piña bien madura después de las comidas, acompañada de una dieta adecuada para la úlcera.

Contra el estreñimiento y enfermedades del intestino

La fibra de la piña ayuda a evitar el estreñimiento. Además esta fruta contiene pectina, la cual es una fibra soluble con efecto regulador. También, por su alto contenido de bromelina, es considerada como un ayudante para la salud intestinal ya que disgrega los alimentos y actúa contra ciertas bacterias patógenas, contribuyendo a una mejora de la flora intestinal.

Así mismo la capacidad que tiene la piña para digerir las proteínas ayuda a eliminar microorganismos y parásitos del interior de nuestro cuerpo, de esta manera la piña cumple la función de purificar el tubo digestivo y ayuda a tratar infecciones, eliminando las bacterias que causan putrefacciones intestinales, responsables de la aparición de dolores intestinales y diarrea.

Mejora la circulación

La piña fresca tiene propiedades anticoagulantes, para fluidificar la sangre y disolver los coágulos que puedan formarse, por lo que es beneficiosa para mejorar la circulación sanguínea. De esta manera se puede prevenir problemas circulatorios como trombosis, ataques cardíacos, apoplejías y al mismo tiempo ayudar a disminuir la presión arterial alta.

Contra el dolor e inflamación

Sus propiedades antiinflamatorias resultan muy útiles para tratar el dolor. Los deportistas acostumbran consumir la piña para evitar inflamación en los tendones, en los sacos sinoviales o para el dolor muscular.

Además, su ingesta es adecuada cuando hay inflamaciones, e incluso estudios demuestran que es efectivo contra el lupus. Estos estudios demuestran también que el consumo de la piña con la moringa, brinda un efecto antiinflamatorio mucho mayor.

Una dieta adecuada, con abundancia de piña fresca podría ayudar con los problemas de espalda, esguinces o luxaciones.

Como adelgazante

Por ser una fruta con muy pocas calorías y no contiene grasa, es el mejor alimento digestivo y muy buen diurético.

La bromelina, no solo digiere las proteínas sino también digiere las grasas, lo que se puede aplicar en el tratamiento de la obesidad. Es rica en fibra y vitamina C y baja en calorías, combinación que la faculta para esta misma función.

Lo recomendable para las personas que tienen peso de más, es que su alimentación resulte rico en fibra, una dieta diurética, muchos antioxidantes como los que contiene la moringa, esto acompañado de actividad física diaria. De esta forma la piña resultará como una fruta excelente para la obesidad porque contiene poco azúcar, en comparación con otras frutas, y además es rica en fibra, tiene propiedades diuréticas, antioxidantes y mejora la circulación.

En fin, existen muchos otros usos que se le puede dar a la piña, pero lo más importante es recordar que todas estas propiedades pueden ser aprovechadas, si las acompañamos de una dieta equilibrada, y sobre todo de mucho ejercicio físico.

Deja un comentario